domingo, 15 de agosto de 2010

El sable corvo del Gral. San Martín

Por Humberto F. Leonelli (*)
Para El Amigo

El 23 de enero de 1844, en París, el General San Martín firma a la edad de sesenta y siete años, su testamento. Está seriamente afectado de la vista, por lo que antes que se agrave su dolencia decide escribirlo de su puño y letra. En la cláusula tercera establece el legado de su sable al brigadier general Juan Manuel de Rosas.


El General San Martín fallece el 17 de agosto de 1850, su yerno, Mariano Balcarce, que se desempeñaba en
la Legación Argentina en París comunica con nota de fecha 29 de septiembre de 1850, a Rosas, la voluntad testamentaria del Libertador.

En cumplimento de la cláusula tercera de dicho testamento, el sable le fue entregado a Rosas, quien en su exilio lo conservaba como una reliquia dentro de un cofre que tenía gravado en su tapa esa cláusula. Sólo exhibirlo a sus visitas en su chacra de “Burguess Street Farma” en Southampton, Inglaterra, donde residía.

Rosas fallece el 14 de Mayo de 1877. El sable pasa a poder de Máximo Terrero (su yerno) en cumplimiento de expresas decisiones testamentarias de Rosas.

(
Acceso al artículo completo)

(*): El Sr. Humberto Francisco Leonelli es miembros de nuestra CD y gran colaborador de nuestras publicaciones.


La foto que ilustra la presente investigación corresponde a una visita efectuada por miembros de nuestro grupo al Regimiento de Granaderos a Caballo Gral. San Martín en el año 2003, lugar donde se resguarda el famoso sable.

Notas Relacionadas

Homenaje al Gral. San Martín (2009)

Si este post fue de tu agrado, no dudes en suscribirte al feed de El Amigo así podrás leer futuros artículos a través de tu lector de feeds.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...