sábado, 3 de diciembre de 2011

Un rincón como hay tantos...

El boliche de Castro

Almacén "La Victoria!" o "boliche de Castro" como se lo conocía.

Baluarte de una vieja barriada pueblerina, enclavada en la esquina de Ramos Mejía y Salta; donde levantara su tribuna una vieja agrupación política.

Cruce de calles alumbradas por lamparitas de tenue luz, sostenidas por viejos esquineros, doblados por el paso de tantos años. Calles de tierra, zanjones con agua, sapos, ranas y grillos, con su canto daban marco a las noches cálidas de reuniones políticas. Mucha gente, asados, pasteles y vinito: el ambiente político alborotado en la disputa por ganar la comuna. Los candidatos se juegan a muerte en la tribuna.

Épocas de elecciones, fuertes discursos de los candidatos hacia los contrarios. Por este lado los “colorados” de Juan Eduardo Macchi, “Tito”, todo talento, capacidad, honestidad y fuerza. En otro apartado lugar los “blancos” de Luis Carrano.

Por la tribuna de Ramos Mejía y Salta, de los “colorados” pasaron el Dr. Julio Guma, el Arq. Santiago Sánchez Elía, el Dr. Alfredo Ducós. Jacobo Lafrenntz, el Dr. Vicente Solano Lima. Creo que también lo hicieron Ricardo Otamendi, Eduardo Parisi, por supuesto el candidato “Tito” y…
 ¡una mujer colorada, hasta el pelo! Sarita Gramática.
Inmueble donde se trasladó definitivamente el almacén
"La Victoria", en diagonal con el anterior.


Pero como la gente decía en esas épocas, todo muy lindo, mucha gente, asados, pasteles, vino…  pero a la hora de contar los votos, se habían perdido en la tierra y la ceniza de los asados.

Todas estas cosas pasaron por estos lares, que hicieron a la política pueblerina de los tiempos. Si que la hicieron y quedarán como una leyenda de los pagos de Maipú.

En las paredes del viejo boliche, con su chajá al frente, todavía hoy resuenan los discursos d e los candidatos llenos de fuerza y entusiasmo, el humo de los asados y la fragancia del vinito… ¡cuánto más tinto mejor…!

Sin tribuna, ni gente, ni asado, ni pasteles, hoy es mudo testigo de cosas que por allí pasaron.

Mi alegría Castrito por estar en ese barrio, cargado de tantos recuerdos y cosas, que aún hoy sigue siendo su… barrio.

                                                 Fernando Rogelio Han 
                                                 Maipú; Noviembre de 2011


Si este post fue de tu agrado, no dudes en suscribirte al feed de El Amigo y así podrás leer futuros artículos a través de tu lector de feeds. 
Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...