martes, 28 de octubre de 2014

COOPERATIVA DE ELECTRICIDAD LTDA. DE MAIPÚ

1935 - 29 de octubre de 2014
A setenta y nueve años de su creación

Investigación realizada
Por Juan R Naddeo

Este fue el primer inmueble donde funcionó la Cooperativa,
ubicado en el mismo lugar que el actual
La formación de la Cooperativa de Electricidad de Maipú, fue el fruto del esfuerzo del vecindario de Maipú, de las autoridades, que con su ordenanza, tendía a investigar la posibilidad del hecho, que se presuponía consumado. La prensa local, con su ilustrada opinión, el comercio, los accionistas, el pueblo todo, que sin distinción de jerarquía o ideas se plegó a una voz para respaldar el pensamiento inicial. Si bien, en el curso de su ejecución, tuvo sus tropiezos e inconvenientes, fueron ellos salvados con facilidad, porque militaban en la obra, todas esas fuerzas vivas colectivas, ante las que se estrellaron las prédicas de los descreídos y de los equivocados, surgió así la “Cooperativa de Electricidad Ltda. de Maipú”.
En este viejo inmueble, todavía en pié, funcionó la primer Compañía de electricidad, llamada Cia. Sud Americana de Servicios Públicos S.A. Situada en la esquina de las calles Moreno y Belgrano. (Foto Nicoodes)

El servicio eléctrico lo prestaba en el año 1932 la Cía. Sud Americana de Servicios Públicos S.A. desde el año 1928, fecha en que se hizo cargo del activo y pasivo de la firma anterior Goenaga y Cía. que explotaba la usina instalada por la firma Salvatti y Casalla, que fueron los que por primera vez en 1911 obtuvieron la concesión del alumbrado eléctrico, por el término de veinte años, de modo que su vencimiento se produjo en el año 1931.

Vencido el contrato y, a requerimiento de la Cía. Para obtener prorroga de la concesión, las autoridades Municipales llamaron a su presencia a aquella y le exigieron rebaja del precio de la corriente eléctrica y otros detalles sobre el mejoramiento del servicio para poder tratar una nueva concesión del alumbrado. Vanas fueron las tentativas hechas en ese sentido y ante la soberbia imposición de la Cía. El Honorable Consejo Deliberante dictó la ordenanza que resultó ser el punto de partida del movimiento en pro de la usina propia. Ordenanza que desde el momento de ser dictada, llevaba el sello de aprobación de todo el vecindario, comprendiendo que su progreso, no podía ser detenido por el absolutismo del capital trusficador.

A raíz de esa Ordenanza, reunieronse los vecinos de mas prestigio y arraigo en el local de la Sociedad Italiana el día 15 de septiembre de 1932 a las dieciocho horas, bajo la presidencia del Intendente Municipal, quién explicó el objeto de la convocatoria y sometió el asunto principal de la misma a la decisión de los asambleístas, resolviéndose designar una comisión provisoria autorizándola para iniciar los preliminares de la constitución de una cooperativa y dar cuenta de su mandato, en otra Asamblea que debía realizarse próximamente y a la que someterían el proyecto del Estatuto correspondiente.

Esta Comisión con encomiable actividad, inició como medida previa, una visita a todos los consumidores de energía eléctrica y obtuvo el compromiso de suscripción de acciones por valor de sesenta y ocho mil cuatrocientos pesos moneda legal y recogió de todos una impresión optimista y halagüeña sin lugar a dudas, sobre el éxito de la empresa. 


La Comisión provisoria convocó nuevamente a los vecinos y autoridades, a una Asamblea que se realizó en la Sociedad Italiana, el 29 de Octubre de 1932 y les transmitió la impresión de que era posible constituir la Cooperativa de electricidad, teniendo en cuenta las bases establecidas en la Ordenanza, por la cual la Municipalidad se suscribía con veinte mil pesos en acciones y el monto de las acciones prometidas suscriptas por los consumidores de luz. Tales informes sirvieron para que de inmediato la Asamblea constituyera la Sociedad Cooperativa de Electricidad de Maipú, bajo cuyo nombre debía girar en lo sucesivo y aprobara el Estatuto, designándose el primer Directorio de la siguiente manera: Presidente; Francisco Spina – Vice; Eduardo Molins – Secretario; Delfor Galante – Pro; Avelino Acosta – Tesorero; Bernardo López – Pro; Antonio Raggi – Vocales; Roque L. Rocca, representando a la Municipalidad; José Marino – Venancio Fernández – Nicolás Napolitano. Suplentes; Pedro Larrauri – Carlos Giorgis – Enrique Idiart – Bartolomé S. Brigatti – José M. Goenaga.
Desde el 13 de diciembre de 1932 se gestionó la personería Jurídica de la Cooperativa, que recién se acordó, después de múltiples gestiones el 16 de junio de 1934, la que fue inscripta en el Ministerio de Agricultura el 30 de julio del mismo año, anotada en el Registro de Comercio del Departamento.
El 20 de diciembre de 1932 las autoridades Municipales dictan, firmada por el Intendente Municipal Don Juan Etchelet y su secretario Don Nicolás Sabella, la resolución por la cual conceden a la Cooperativa de Electricidad, el derecho o autorización necesaria para instalar y explotar una Usina Eléctrica con todos los accesorios con destino al servicio de alumbrado público y privado, fuerza motriz o cualquier otra aplicación industrial, obligándose al consumo de toda la corriente eléctrica que necesite, tanto para el alumbrado público y de sus dependencias, como para todos los demás servicios. Por la misma ordenanza se exonera del pago de todos los gravámenes o impuestos municipales creados o a crearse de cualquier naturaleza que sea, y que la misma queda autorizada a usar, sin gravámenes, las calles, caminos, plazas, etc., que fuesen necesarios.
Esta Ordenanza ha sido el basamento de la Cooperativa que le daba firmeza a su constitución y por ello se pusieron a la tarea de construir el edificio, el 11 de noviembre de 1934.
Posteriormente se llamó a licitación para la compra de los grupos electrógenos y su montaje más construcción de la red distribuidora que se la adjudicaron a la firma Henriksen y Jorgensen Dinaco en la suma de $ 93.000, pagaderos en cuatro cuotas.
La Cía. Sud América, mientras tanto, hizo circular un comunicado a los usuarios haciéndoles saber que a partir del 15 de mayo, procedería a cortar la corriente eléctrica, en virtud de no haber conseguido la concesión por diez años y la liberación de impuestos y derechos.
Puesto en conocimiento el Directorio de la Cooperativa y con la presencia del Sr. Intendente Municipal Don Juan Etchelet, se resolvió encomendarle a éste la conveniencia de solicitarle a dicha Cía.  Que ampliara el plazo concedido a los consumidores, tratando en esta forma de llegar a finalizar la instalación de nuestra Usina.
El 22 de mayo de 1935, a raíz de un corte de energía, el pueblo creyó que la Cía. hacía efectiva la amenaza de dejar al pueblo a oscuras y se lanzó a la calle en manifestación, llegando a la Usina (esquina de Belgrano y Moreno) no encontrando a ninguna autoridad a quién pedirle explicación.
Los manifestantes, a gritos, pidieron al Intendente Municipal que se hiciera cargo de la Usina, para que continuara el servicio, en virtud de una Ordenanza dictada al efecto. En virtud de ello se nombró Interventor al Sr. Antonio Raggi.
Así fue que con la colaboración de personal competente se pudieron restaurar los motores que habían sido dañados de es profeso y a los dos días Maipú contó con energía eléctrica.
Encomiable fue la labor desplegada por el primer Directorio de la Cooperativa, para hacer comprender a muchos vecinos el espíritu de la acción cooperativista y de que forma redundaría en beneficio de todos.
Finalizada la instalación de la Usina, de la red y la colocación de los medidores para los usuarios se procedió a ponerla en marcha el 4 de noviembre de 1935, fecha de alta significación para la liberación económica de nuestro pueblo, las iniciativas, los propósitos y los fines sin lucro perseguidos por los propulsores de esta idea.

  
 (Extraído del diario maipuense “Aquí Maipú” – setiembre de 1968)

Si este post fue de tu agrado, no dudes en suscribirte al feed de El Amigo y así podrás leer futuros artículos a través de tu lector de feeds. 
Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...