viernes, 26 de junio de 2015

Antiguos negocios del pasado maipuense

Frutería Casado Hnos.

En la década de 1960, una de las  fruterías que  existían  en Maipú era la Frutería de Casado Hnos. ubicada  en  la calle Rivadavia 350,  frente a la comisaría (donde hoy se encuentra una conocida peluquería). Sus propietarios;  Jorge Modesto Casado (Coco), (padre de Jorge, Diego y Griselda) y su hermano, Luis Daniel Casado (Lito),  padre de Carmencita y Daniel (Cacharro).  

Allí se vendían frutas y verduras de primerísima calidad, a esta verdulería  concurrían no solo los habitantes del pueblo sino también moradores de la campaña.

De Labardén venia un colectivo (El Aguilucho) que tenía  su parada en una esquina de la plaza de Labardén. Su propietario era el Sr. Ceballos, y los chóferes del mismo eran el Sr. Alberto Nieto y su Hijo.  Las  frutas y verduras eran llevadas a Labardén  por el comisionista Sr. Zarlenga.


Las verduras como acelga lechuga y demás mercadería se limpiaban y elegían una por una, luego se colocaban en lienzos húmedos, o jaulas  para  mantenerlas en buen estado. Las  bolsas de papas vaciadas y elegidas, descartando las que se encontraban en mal estado.

Las manzanas se exhibían en las vidrieras  formando una pirámide, y dentro del local en  bandejas de madera fabricadas por sus dueños  de forma cuadrada.                                                                                               
La usanza en esos tiempos consistía en lustrar y seleccionar las manzanas una por una para mejorar su aspecto y destacar su gran calidad.

Cabe destacar que, también, eran representantes de los jugos Delifrú y Pindapoy. También contaba con la elaboración propia de salsas y conservas de tomate.

El encargue de los pedidos lo hacían por teléfono o en la misma frutería. Lo que hoy  se llama delivery se hacía en las  tradicionales bicicletas negras de la época que tenían un  porta canasto en su parte delantera con un pie de apoyo. Se hacía a domicilio tanto a casas particulares como  a la gran cantidad de restaurantes que existían en la Ruta Nacional Nº 2.


Los fervientes colaboradores eran el Abuelo Don Cipriano Casado, su Hijo Alfonso Casado.

 Finalizando ya la década de 1960,  la frutería se trasladó a la esquina de Rivadavia y Lavalle dónde otro gran colaborador fue  Osmildo Domingo Franchini (Toto).

Los repartidores, entre otros, eran Roberto Jiménez (El zorro); Aldo Deliza (El arquero); Hermanos Coria (Anteojito y El Laucha); José Gómez (Boni); Ismael Camilo Juárez (Keke); Oscar Moreno (el Cuis), Carlos Alberto Santarone (El gringo); Gerardo Santarone (Tuna); Miguel Ángel Santarone (Mejo); Roberto Oscar Pérez (Tortuga), Oscar Franchini (Luteto), Hugo Álvarez y Alberto Correa (Culeca),

En muchas oportunidades los repartidores iban a buscar la verdura fresca a la quinta de los Hermanos Vincent, ex quinta embotelladora (Cunnigton), la preparaban en un lienzo grande y húmedo para que la verdura se mantuviera bien fresca y luego la colocaban en el porta canasto de la bicicleta.

  El abastecimiento a la frutería tanto de frutas y verduras la realizaban los camiones de Salvador Gualtieri de Sevignè, la familia Fillipi de Gral. Pirán, los grandes camiones con balancín  de Francisco Cogul y de Salvador Capalvo que tenía su depósito en la calle Honduras de Capital Federal.



                                                     Carlos Alberto Santarone.
                          Investigación Histórica. Maipú; 15 de Mayo 2015.

Si este post fue de tu agrado, no dudes en suscribirte al feed de El Amigo y así podrás leer futuros artículos a través de tu lector de feeds. 
Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...